>Souci.info

Primeros auxilios en caso de congelamiento

Autor: Com
Comparte este artículo
 

Ahora que entramos en época de frío es importante conocer los primeros auxilios en caso de congelamiento. La congelación es el daño que sufren nuestra piel y tejidos a causa de una exposición prolongada al frío extremo. Cuando el problema afecta a los vasos sanguíneos el daño producido será permanente y puede dar lugar a gangrena, lo que a su vez puede llevar a la necesidad de extirpar la zona afectada.

Primeros auxilios en caso de congelamiento

Síntomas del congelamiento

Los principales síntomas del congelamiento son:

  • Piel pálida y dura.
  • Dolor o falta de sensibilidad.
  • Entumecimiento.
  • En casos muy extremos aparecen ampollas y gangrena.

Qué hacer en caso de congelamiento

Qué hacer en caso de congelamiento

Cuando nos encontramos con un caso de congelamiento es importante saber qué hacer, debemos actuar rápido y eficazmente. Estas son las pautas que debemos seguir:

Alejar del frío rápidamente a la persona afectada: Es una medida evidente, pero nos parece importante ir paso a paso.

Ropa: Debemos observar que la persona en cuestión no tenga la ropa mojada o húmeda. Si es así, tendremos que quitársela.

Emergencias: En cuanto nos hayamos asegurado de que su ropa no está mojada, llamaremos a los servicios de emergencias, proporcionando todos los detalles que podamos acerca de la situación de la persona.

Proporcionar calor: En caso de congelamiento tendremos que hacer que el afectado vuelva a entrar en calor. Las mejores formas de hacerlo son, aplicando paños calientes en las áreas congeladas o, directamente, sumergir en agua tibia esas partes. Cuando percibamos que su piel recobra una tonalidad natural y que el afectado recupera la sensibilidad sabremos que ha entrado en calor. Nunca emplearemos secadores, fuego ni ninguna otra forma de calor directo porque podríamos causarle daños irreparables. Es muy peligroso que se vuelva a congelar, así que si no estamos en un sitio demasiado caliente tendremos que mantenernos a su lado, dándole calor, hasta que lleguen las emergencias.

Vendar: A esas zonas congeladas habrá que vendarlas después de aplicarles calor. Están muy sensibles, así que no podemos ejercer mucha presión.

No mover: Lo siguiente que haremos será poner lo más cómodo posible al afectado para que no tenga ninguna necesidad de moverse.

Preparar bebidas calientes: Haremos dos cosas con esto, mantendremos a la persona hidratada y seguiremos proporcionándole calor.

Mantener a la persona hidratada con bebidas calientes.

Esperemos que nunca tengáis que encontraros en una situación como esta, pero si lo hacéis recordad este post para saber qué hacer en caso de congelamiento.

 

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales